26 noviembre 2011

Gripe y resfríos

Filed under: enfermedad gripe — admin @ 16:47

Las vías respiratorias suelen verse afectadas, con bastante frecuencia, por infecciones como gripe y resfríos, y preocupan más por su frecuencia e incomodidad que por la gravedad que representan. Estas afecciones suelen darse cada año, especialmente en otoño, en miles de personas. Se transmiten contagiando el enfermo al sano, rápidamente, a través de las vías respiratorias por la tos y el estornudo o por el contacto con la mano, a través de utensilios contaminados con secreciones (cubiertos, vasos o pañuelos). De las manos, los virus pasan a la nariz, la boca y los ojos, y a partir de ahí se inicia el proceso. Los resfríos, aunque puedan ser causados por diferentes clases de virus, se generan de forma similar, siendo una de las infecciones más frecuentes.

A medida que pasan los años, en el adulto se va creando un sistema de defensa, y es por eso que estos se contagian menos que los niños. La dolencia se incuba en dos o tres días, aunque en algunos casos pueden ser más. En los niños comienza con la faringe enrojecida y las amígdalas hinchadas, picazón de la nariz, estornudos, obstrucción que dificulta la respiración y moqueo acuoso. Los primeros días se siente un malestar general y, a veces, dolores musculares, aunque habitualmente es un proceso que cursa sin fiebre. Luego de unas jornadas la secreción nasal que era acuosa, se transforma en espesa y amarillenta, y es el momento en que la enfermedad entra en retroceso. A veces va acompañado de tos. En los niños, todos los síntomas descriptos son más intensos, y se asemejan más a los de la gripe, ya que aparece fiebre y un mayor malestar general, con pérdida de apetito.

Etiquetas: ,
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.