12 enero 2013

Falso efecto adelgazante

Filed under: homeopatia medicina — admin @ 14:54

Otras sustancias nocivas, son estimulantes psicotrópicos, poderosos diuréticos, polvos tiroideos, antidepresivos.
Estas drogas, muchas veces son indicadas con los nombres cambiados a propósito, para intentar que quien las consuma no las descubra y, distraído, caiga en su negra red, perjudicándose para siempre.
Se afirma que dañan siempre y que son “bombas de tiempo”, porque pueden lograr al principio un falso efecto adelgazante, pero lo que sigue a ello a corto o mediano plazo es un “efecto rebote” (que consiste en engordar el doble o el triple que lo que se tenía al inicio del tratamiento), además de un sinnúmero de efectos tóxicos: insomnio, palpitaciones, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, diarreas, hiperexcitabilidad nerviosa y un gran desequilibrio hormonal total, en el que casi siempre se halla involucrada la glándula tiroides.

“Hace pocos días me tocó atender en mi consultorio a una chica que provenía de estos ‘tratamientos'”, explica el doctor Sergio Pereira Vítale,
Médico Homeópata Unicista. “En su desesperación por lograr su terriblemente autoexigido peso ideal, tomó las consabidas pildoras durante un año. Se. presentó a mi consulta nerviosa, excitable, con palpitaciones, con serios desarreglos menstruales, con su glándula tiroides sumamente enferma, y hasta con diarreas que alternaban con constipación. De más está aclarar que todas estas enfermedades NO LAS TENIA antes de empezar con ‘su homeopatía’. Cuando le pregunté qué había estado tomando, abrió una bolsita y empezó a sacar varios frasquitos, que contenían pildoras de varios colores, todas ranuradas y además tenía una receta firmada por un falso homeópata que decía (textual):
Si usted en algún momento se siente mal, no se preocupe. Siga tomando las pastillas de modo más espaciado, hasta que su organismo se acostumbre a los fármacos, y después retome el ritmo inicial nuevamente.
Con este tipo de aclaraciones vemos cómo se tranforman las verdades: se intenta hacer ver que el mal efecto no proviene de la pildora, sino que tiene que ver con un organismo mal adaptado”, concluye el doctor Pereira Vítale.

Etiquetas:
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.