13 marzo 2013

Acetilcolina: Regeneradora del organismo

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 15:06

PARA QUÉ SIRVE: El neurotransmisor denominado acetilcolina está vinculado con los ritmos del sueño, los ciclos de la fertilidad, el metabolismo y la serenidad. Constituye una sustancia reparadora, recuperadora y que regula la actividad de las visceras.

QUÉ PASA CUANDO HAY EN EXCESO: puede entorpecer el funcionamiento del tubo digestivo y generar cólicos, dispepsia, diarrea o dolor abdominal.

QUÉ PASA CUANDO FALTA: la acetilcolina tiene, básicamente, la función de modular (en equilibrio con la dopamina) la fuerza muscular; es decir, interviene en la realización de cualquier movimiento, como dar un golpe, saltar, levantar una carga. Por eso, cuando los niveles de este neurotransmisor se alejan de lo normal, la persona -aun sin haber realizado ningún esfuerzo- se encuentra con una sensación de “astenia” (sensación de fatiga no justificada por un esfuerzo exagerado) sintiendo una gran disminución en su capacidad para realizar cualquier actividad por el cansancio que experimenta. Por ejemplo, la depresión (causada por un desorden en un neurotransmisor), también afecta la acetilcolina, lo que provoca la sensación general de lasitud y extenuación habitual de quien la padece.

SU RELACIÓN CON LA MEMORIA. Es importante destacar la actividad de la acetilcolina en los procesos de memoria y aprendizaje, tales como la adquisición de nuevos conocimientos. Su disminución se manifiesta claramente en las personas de edad avanzada, cuyo deterioro intelectual -que suele ser global y progresivo- se debe muchas veces a un desorden en el metabolismo de este neurotransmisor. ¿Con qué elementos contamos para evitar este deterioro? Como decíamos al comienzo, las neuronas se comunican entre sí para mantenerse en actividad, y ésta se puede favorecer enormemente con la estimulación intelectual, artística, artesanal o lúdica. El refrán: “La función hace al órgano”, se cumple aquí al pie de la letra. Es realmente sorprendente lo que se consigue cuando cuidamos la actividad de la acetilcolina, que es la “vedette” de nuestro caudal intelectual y cognitivo.

Etiquetas:
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.