14 noviembre 2008

CORTADURAS

Filed under: Tratamiento de accidentes — admin @ 2:04

1.  Las hemorragias producidas por cortaduras son detenidas aplicando un poco de harina de trigo o de arroz.
2.  La aplicación de pimienta molida sobre las heridas coagula inmediatamente la sangre sin producir irritación alguna.
3.  El perejil machacado, aplicado a las ventanas de la nariz, corta las hemorragias nasales cuando se trata de heridas.
4.  Si la cortadura es de poca importancia, salpíquesela con sal y rodéesela con un lienzo fino remojado en vinagre. El escozor que provoca, se ve compensado por la cicatrización inmediata de la herida.
5. También es eficaz la aplicación de agua fría, muy fría, pura] o acidulada con limón o vinagre.

Etiquetas: , , , , , , ,

CONTUSIONES

Filed under: Homeopatia para dolores,Tratamiento de accidentes — admin @ 1:24

Un objeto duro que percute con violencia una parte de nuestro cuerpo, produce un dolor agudo y en el mismo punto tal vez inflamación. Apliqúese en seguida sobre la parte contusa un paño (bien puede ser un pañuelo) plegado en cuatro dobleces y empapado en agua helada, o poner sobre la compresa una bolsa de hielo; se les puede añadir tintura de árnica (al 10%) siempre que no haya excoriaciones o heridas en cuyo caso produciría irritación. Son convenientes las fricciones con aceite de oliva, que constituyen una espede de masaje, el cual debe ser tanto más prolongado, cuanto más extensa sea la contusión; después se coloca una compresa empapada en el propio aceite.

Etiquetas: , , , , , , ,

12 noviembre 2008

CALAMBRE

Es el dolor intenso y transitorio de la pantorrilla que impide todo movimiento y da por resultado el endurecimiento de los músculos de la misma. Puede aparecer en los muslos, brazos, manos, piernas, pies, cuello, etc.
Puede tratarse de una fatiga muscular sin importancia, que un corto reposo basta para calmar, pero puede ser debido también a insuficiencia circulatoria fugaz o más duradera. En tales casos los calambres suelen repetirse. Debe desconfiarse de los calambres que se repitan por la noche, sobre todo si van unidos a una sensación crónica de frío en los pies. Estos signos indican una obstrucción más o menos intensa y extensa de las arterias. Algunos trastornos nerviosos provocados por sustancias tóxicas originan muchas veces dolores musculares muy parecidos a los calambres.
Tratamiento. Cuando se presenta un calambre, hacer un masaje de los músculos afectados o aplicación de agua caliente, dejando después el miembro en reposo durante un rato. Plantas medicinales: genciana, manzanilla, verbasco.

Etiquetas: , , , , , , ,

7 noviembre 2008

Accidentes

Filed under: Tratamiento de accidentes — admin @ 11:27

1.   Eléctricos. Sepárese a la víctima con un movimiento firme del conductor eléctrico. Quien hace esta operación debe tomar precauciones para no ser víctima a su vez. No debe tocarse con las manos desnudas a la víctima, y no hay que tomarla con aparatos metálicos o mojados. Los contactos más peligrosos: las suelas de los zapatos y las uñas; además los bolsillos porque en ellos suele haber monedas u objetos metálicos. Se ha de hacer uso de lazos de cuerda o palos bien secos, o de guantes de goma o telas bien secas. El que presta auxilio procurará también aislarse sobre una tabla, estera o trapo seco o sobre una chaqueta en dos o tres dobleces.
Separada la víctima de la corriente, coloqúese horizontalmente, con los brazos extendidos hacia adelante y la cara vuelta a un lado, se le mete el dedo en la boca para sacarle cuerpos extraños que en ella pudiere haber, y un ayudante toma la punta de la lengua con un pañuelo y tira de ella hacia afuera, el otro arrodillado de cara a la cabeza de la víctima, tomándole los muslos entre las rodillas, empieza a practicar la respiración artificial acompasadamente y sin violencia.
El método de Schaefer consiste en que a la víctima, boca abajo, se le comprime la cavidad torácica por presiones rítmicas sobre la espalda y al nivel de las últimas costillas. Continúese la respiración artificial durante horas, si es preciso hasta restablecer la respiración natural. Caliéntese luego al paciente con caloríferos y no se intente hacerle beber hasta que haya recobrado el conocimiento.
2.  En los envenenamientos débese provocar el vómito haciendo cosquillas en la garganta con una pluma o el dedo, haciendo beber agua caliente en mostaza fuerte y agua; luego débese hacer tomar aceite dulce o clara de huevo.
3.   En las hemorragias, ligar con tiras, cinturón, alambre, etc., lo más cerca posible de la herida, impidiendo la salida. Si la sangre sale a borbotones, indica que una arteria ha sido cortada y si mana continuamente, es una vena, llamar inmediatamente al médico.
4.   En los casos de pérdida del conocimiento o desvanecimiento, débese colocar la cabeza del paciente lo más bajo posible aflojándole el cuello de la camisa, ropas, cinturón, etc., a fin de permitir la acción estimulante del aire fresco, rociándole la cara con agua fría y frotándole la piel.
En los ataques débese levantar la cabeza y colocarle compresas de agua fría en la frente, así como sinapismos sobre el pecho y las pantorrillas.
5.  En los casos de insolación débese colocar al enfermo en la sombra y desprenderle las ropas; luego levantarle la cabeza, colocándole compresas frías sobre la frente y el pecho. A continuación débensele sumergir los pies en agua fría y hacerle vomitar; no se le deben dar estimulantes.
6.  En mordedura de perro o de gato cauterizarla inmediatamente con ácido nítrico concentrado. Hacer examinar el animal y si está hidrófobo debe iniciarse inmediatamente el tratamiento antirrábico de la persona mordida.
7.  En caso de embriaguez, el remedio por excelencia es el amoníaco, 12 gotas en un vaso de agua y se agita antes de darlo. Contra la embriaguez habitual se aconseja tomar cada dos o tres horas una cucharadita de la siguiente fórmula:
Agua de cloro…………………….         8 ce.
Decocción de malvavisco   ………………     150 ”
Tintura de capsicum   …………………         2 ”
Jarabe………………………….       20 “

Etiquetas: , , , , , , ,
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.