15 agosto 2013

Própolis para aumentar las defensas

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 15:36

Própolis para aumentar las defensas

Las propiedades del Própolis son cada vez mejor conocidas y su aplicación para la salud del hombre más reconocida. Se trata de una sustancia natural que producen las abejas mezclando sustancias procedentes délas plantas con otras propias. Tiene características antisépticas y antibióticas que aumentan las defensas y hacen al organismo más resistente a las infecciones. Consumido ante los cambios de estación, el Própolis es un excelente aliado para evitar las infecciones del aparato respiratorio. Al inicio del periodo escolar, cuando llega la gripe, ante los cambios de temperatura, etc… refuerza el sistema inmunitario y evita la infección. La gama Arkovox, formulada con Própolis, ofrece distintas presentaciones para aliviar y prevenir las molestias de las gripesy resfriados. Jarabes, sprays, cápsulas o compri midos para chupar son las distintas alternativas q ue el consumidor tiene al alcance de su mano, en función de sus preferencias.

Etiquetas:

24 julio 2013

Cuidarse a si mismo

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 15:47

Cuidarse a si mismo

Está lejos el tiempo en que los establecimientos de aguas medicinales estaban exclusivamente poblados por enfermos crónicos o poetas con pulmones destruidos. Después de todo más vale prevenir que curar y hoy en día, en que cada uno se siente responsable de su salud, son muchísimos los hombres y mujeres que para recuperarse mejor del estrés, de las fatigas de un parto o para restaurar un organismo agotado por el modo de vida, eligen partir hacia la cura. En lo que se refiere específicamente a la prevención, es la talaso-terapia la que lleva las de ganar, particularmente en las siguientes áreas.

Etiquetas:

22 julio 2013

Las pruebas francesas

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 15:44

Las pruebas francesas

Un organismo francés, la Caja Nacional de Seguro contra la Enfermedad, hizo una investigación que concluyó lo siguiente: las curas termales y la talasoterapia son mucho más que un fenómeno de moda. Cifras en mano no hay que dudarlo: tomar las aguas ya no es un lujo, tal como lo confirman los resultados de las encuestas. Respecto de los problemas arteriales: el 63% de los enfermos que sufren de enfermedades vieron mejorar su estado contra el 18% que no habían seguido la cura. En cuanto a los reumatismos, lo que se supo es todavía más alentador: el hecho de seguir una primera cura termal disminuía más del 40% la suma promedio de gastos farmacéuticos. Sin hablar de los efectos directos sobre el número de días de hospitalización o de ausentismo en el trabajo, reducido hasta el 57% en el año que sigue a la cura. No es de sorprender, entonces, que el seguro social de ese país, contemple el reembolso por una larga gama de cuidados termales, y ciertos tipos de curas talasoterapéuticas. El fenómeno de proliferación de bs centros de aguas medicinales, como lo demuestran estos datos no está impulsado -al menos no solamente- para sostener una industria nacional. Las 640.000 personas que van a curarse a las termas y las 400. 000 personas que los acompañan, generan cada año una actividad valuada en más de 6 mil millones de francos aproximadamente mil millones de dólares- un dinero que haría perder el juicio a más de un funcionario del área de turismo.

Etiquetas:

20 julio 2013

La magia de las manantiales

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 15:41

La magia de las manantiales

Pero son las termas las que siempre se llevaron las palmas en lo que se refiere a ejercer una acción terapéutica. Esa es la historia de las fuentes milagrosas. En función de su composición, cada manantial posee virtudes particulares: hípertermal, oligo y polimetálico para aliviar los dolores, aguas sulfurada para curar las afecciones óseas y articulares, cbruradas sódbas para luchar contra los reumatismos y facilitar las rehabilitaciones, sulfatadas caldcas y magnesia-nas para ayudar a combatir el estrés y regular el tránsito Intestinal. El agua de una terma puede considerarse como un medicamento completo. Los minerales ionizados están presentes en el agua cuando la bebemos, pero también, nuevamente, cuando nos bañamos en ella. Estos entran en contacto con la circulación sanguínea, esencialmente penetrando la piel hasta el bulbo en los orificios de donde emergen los vellos.

Etiquetas:

18 julio 2013

Aguas medicinales: las fuentes de la vida

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 15:41

Aguas medicinales: las fuentes de la vida

No hay nada más antiguo que recurrir a las aguas de los manantiales o del mar para curarse y lograr el bienestar. Y actualmente no sólo es una costumbre que cada vez está más de moda, sino que está en camino de convertirse en la medicina del futuro, gracias a los importantes estudios y a la utilización de tecnologías cada vez más sofisticadas en los centros donde se encuentran estas aguas milagrosas. La eficacia de las termas está comprobada desde hace tiempo. En cuanto a la talasoterapia, una costumbre más nueva, cada vez más se afianza como una herramienta para ponerse en forma y para la prevención de muchas enfermedades. ¿Por qué privarse entonces de algo que hace tanto bien?
No se sabe cuál se utilizó primero: el centro termal o el centro de talasoterapia. Pero una cosa es segura: al comienzo era el agua primordial, el agua oceánica donde nació la vida, de la que el plasma de nuestro cuerpo, tan similar, parece haber guardado el recuerdo. Hoy, todavía, el agua de mar es una fuente de vitalidad y se nos parece. El agua marina contiene los sesenta minerales y oligoelementos necesarios para el metabolismo humano: calcio, potasio, cromo, boro, sílice, magnesio, azufre, zinc, selenio, vanadio…

Un tercio de la masa sanguínea pasea permanentemente por las profundidades de nuestra piel. Al contacto con el agua, ésta va a cumplir la función de filtro y a través de ella nuestro organismo utilizará aquello que necesita y la circulación sanguínea la redistribuirá inmediatamente. La permeabilidad celular existe -esto fue confirmado por el empleo de trazadores radioactivos- y es óptima si nos quedamos sumergidos, aproximadamente 45 minutos, en un agua de mar calentada entre 34 y 37 grados. El medio marino no sólo alcanza para remineralizar completamente a un individuo desvitalizado. También le restablecerá su inmunidad porque el agua de mar contiene elementos vivos microscópicos que sintetizan sustancias antibióticas y antivirales. Pero la calidad del agua de mar no se sustenta sólo por su composición, sino también por sus densidad, que es.mayor que la del agua de manantial. Es excelente para cualquier rehabilitación motriz, después de una fractura, un accidente o una inmovilización. También lo es para aligerar las piernas pesadas, borrar los edemas y estimular suavemente las perezas circulatorias.

Etiquetas:

30 abril 2013

La depresión y lo positivo

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 13:10

La depresión es, sin lugar a dudas, una experiencia dolorosa y muy difícil de superar. Se trata de un período de desgano tal que no se puede concebir la vida sin él. Pero, como de todas las demás experiencias que vivimos, podemos extraer de ellas algunas lecciones muy valiosas.
Para superarla, es necesario esforzarse mucho y buscar dentro de uno mismo por una fortaleza que ya se creía perdida.
Se debe aprender a disfrutar de las pequeñas cosas, a enfrentar las adversidades con inteligencia y optimismo, a manejar los altibajos del estado de ánimo de manera tal que no interrumpan nuestra forma de vida.

El camino hacia la recuperación es único e irrepetible, y al terminar de recorrerlo no se es más la persona que se era al comenzarlo o antes de la depresión. Se ha vivido una experiencia profundamente íntima que arrojó un poco de luz sobre nuestras propias habilidades y puntos débiles. Se ha conocido a uno mismo de una manera inexplicable, completa, única.
Reconocer la importancia de esta transición hacia la salud y apreciar lo que aprendemos en el camino nos ayuda a vivir de otra manera. E
ste es, de algún modo, lo positivo que puede surgir de recuperarse de una depresión.

Etiquetas:

28 abril 2013

Tratamientos para la depresión

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 13:06

Existe una gran controversia alrededor del uso de medicamentos farmacéuticos para el tratamiento de la depresión. Se discute si se deben utilizar solamente para los casos severos, si deben diagnosticarse a todos los pacientes por igual, si pueden combinarse con tratamientos alternativos, incluso si es conveniente utilizarlos en general.
Superar una depresión leve sin recurrir a los farmacéuticos tiene enormes ventajas. Básicamente, se trata de estimularse y buscar la confianza en uno mismo, creer que uno puede superar sus problemas gracias al esfuerzo propio, sin la ayuda de medicamentos o productos químicos de cualquier tipo.

De este modo, se aprende a afrontar el dolor físico, las enfermedades que se sufren y las adversidades de la vida: es un aprendizaje muy valioso que puede cambiar la forma en que se ve al mundo. Si bien es indispensable el apoyo psicológico, se trata de reconocer por sí mimo la raíz del problema y trabajarla para que nunca más interfiera en nuestra vida.
Pero, lamentablemente, por los efectos mismos que la depresión tiene sobre el cuerpo y la mente, no es fácil poner en marcha todos estos mecanismos internos. El poder para manipular nuestro estado de ánimo desaparece al surgir la depresión: la compleja red de reacciones químicas en nuestro cerebro que causan las emociones se altera ante la pena de un modo muy difícil de manejar.
Es muy fácil recurrir a los medicamentos, más que nada porque muchos especialistas los promueven incansablemente. Pero las alteraciones que pueden causar en el cerebro y en el cuerpo de las personas son muy peligrosas; además, se trata de sustancias potencialmente adictivas y con algunos efectos secundarios muy negativos. La sanación del organismo y la mente debe ser (siempre dentro de lo posible, por supuesto) lo más natural, humana y alejada de lo artificial como se pueda.

Las personas cercanas a un depresivo pueden no ser lo suficientemente tolerantes. Muchas veces, esposos, hijos, hermanos, amigos y demás familiares en vez de ayudar al paciente a superar su enfermedad pierden la paciencia, generalmente porque temen perder el control de sí mismos y quedar atrapados en el sufrimiento del otro.
Por esto mismo, el tratamiento de la depresión no sólo depende de los esfuerzos que cada uno hace por mejorar, sino también del apoyo que recibimos de nuestro entorno. Recibir el cariño de los otros nos permite reconstruir nuestra autoestima y recuperar las ganas de vivir.
La depresión, de algún modo, obliga a quien la quiere superar a trabajar. La felicidad es un sentimiento mucho más débil y pasajero que la tristeza, y debemos esforzarnos bastante para lograr mantenerlo; claro que, de a poco, al ir saliendo de la depresión, se aprende a disfrutar de los momentos felices y a grabarlos en la memoria, para que sirvan como puntos de apoyo ante las situaciones difíciles.

Etiquetas:

26 abril 2013

La depresión severa

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 13:02

Se trata del desplome total de toda la estructura interna de una persona, de la pérdida absoluta de la energía de vivir y el impulso personal. La base de esta depresión es un sentimiento continuo de tristeza muy profunda, la pena llevada a su máximo potencial. De a poco, este dolor se va acumulando, derrumbando la personalidad del individuo, retirando de a poco su optimismo: los días de van volviendo grises, aburridos, insípidos; los motivos para hacer las actividades diarias van perdiendo sentido; se pierde consciencia de la depresión, que se transforma en la forma en que se vive cada día.

La principal diferencia entre estas dos clasificaciones es la intensidad con que se percibe el dolor. En la depresión leve, se reconoce la pena y la depresión, se pueden articular los sentimientos y es posible manejar la situación y dirigirla hacia una recuperación a pesar del mal estado emocional del paciente. Pero en la depresión severa la tristeza se convierte en un elemento constante de la vida, en otra de las características propias del mundo, y no se analiza corno un factor negativo; se vive sin notar la desesperación de la situación.

Si bien es posible superar ambas etapas, esta última requiere de un esfuerzo mucho mayor: es necesario reconocer el problema, concienti-zarse sobre el estado en que se vive. En la depresión severa, el dolor y la vida se entremezclan de tal manera que es imposible para la persona distinguirlos claramente. Se combinan de tal manera que parece que el sufrimiento y la sensación de desgano son elementos propios de la vida del hombre.
La depresión no es una enfermedad de efecto único, ni tampoco es posible determinar con exactitud sus síntomas y consecuencias sobre el cuerpo. La complejidad de la mente humana dificulta el tratamiento universal, haciendo indispensable la atención individual de un psicoanalista.

Etiquetas:

24 abril 2013

Dolor y depresión

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 14:42

La depresión no es, entonces, simplemente una exacerbación del dolor, sino más bien el estado superior al que una persona puede arribar cuando su dolor es demasiado grande. La mejor forma de describirla quizás sea decir que la depresión es un dolor afectivo que se nos impone contra nuestra voluntad y luego se manifiesta de diversas formas. Hay una diferenciación clara entre dolor y depresión. La aflicción es la pena que provoca el dolor, es una depresión a la medida de las circunstancias; pero la depresión es la aflicción sobre-dimensionada, la aflicción que supera en proporción a la situación que la vio nacer.
Seria muy esclarecedor dar una definición clara y concisa de la depresión, pero lamentablemente solo puede definirse a través términos alegóricos o metafóricos.
Se trata de un estado tan personal y complejo, tan ligado a la psicología de cada individuo y a su entorno que no es posible definirla en forma universal, decisiva y final.

Etiquetas:

22 abril 2013

Diagnóstico de la depresión

Filed under: Medicina Convencional — admin @ 14:39

Desafortunadamente, un médico no puede diagnosticar una depresión con la misma seguridad y confianza que una enfermedad puramente física. La única forma de descubrir verdaderamente si se está deprimido es realizar una profunda introspección y ver dentro de uno mismo: si se siente mal la mayor parte del tiempo, si carece de motivos como para no tener energías, sino puede encontrar una fuente tangible para su pena, entonces sufre de depresión.

Cuando la tristeza que siente lo incapacita para llevar a cabo sus actividades diarias, se trata de una depresión severa. Si por el contrario puede cumplir con sus tareas, sufre de una depresión distímica.
Ante la consciencia de una depresión, es necesario consultar inmediatamente con un médico clínico de confianza para asegurarse de no sufrir ningún problema físico como consecuencia de su estado emocional, y luego con un psicólogo o psiquiatra que le pueda ayudar a encontrar dentro de sí mismo el motivo de su depresión y el camino para superarla. Es necesario no dejarse vencer por el desgano que sobreviene con toda depresión y tomar cartas en el asunto.

Etiquetas:
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.