21 marzo 2013

El aire que nos enferma

Filed under: La arteriosclerosis — admin @ 15:23

Un grupo de investigadores de salud ambiental y cardiología de la Universidad de California del Sur, realizó un estudio sobre los perjuicios que la contaminación ambiental puede ocasionar en los seres humanos.
Según los expertos, existe una asociación importante entre las partículas contaminantes y el engrosamiento de la pared interna de la arteria carótida. Estos agentes no sólo inciden en el desarrollo de patologías cardiovasculares, sino que, además, pueden causar otras enfermedades tales como la arteriesclerosis, incluso provocar la muerte del paciente.

Para realizar la investigación, se analizaron a casi ochocientos habitantes de la ciudad de Los Angeles mayores de cuarenta años. Como consecuencia del estudio, los especialistas comprobaron que, por cada metro cúbico, se incrementan diez mi-crogramos de las partículas contaminantes, lo cual produce un aumento del cuatro por ciento en el grosor de la pared arterial. Según la investigación, la población femenina mayor de sesenta años, es más proclive a padecer los perjuicios de la contaminación. Por otro lado, todavía se desconoce el motivo por el cual se produce el grosor en la pared arterial; no obstante, los investigadores encontraron una importante similitud entre los efectos negativos que produce el consumo del tabaco y los que ocasiona el aire contaminado.

Etiquetas:

18 agosto 2010

La arteriosclerosis como enfermedad sistémica

Filed under: La arteriosclerosis — admin @ 14:08

La arteriosclerosis podría considerarse un prototipo de enfermedad sistemica. Se presenta clínicamente sólo por sus manifestaciones locales, como un infarto del miocardio o una apoplejía. Estas manifestaciones locales pueden estar seguidas de secuelas sistemicas secundarias, como la insuficiencia cardíaca congestiva. Desde el punto de vista homeopático, la alopatía suele ser aquí ilógica, ya que aun cuando una enfermedad se clasifique como sistémica, el tratamiento puede ser local. Así, por ejemplo, a veces se emplean enemas de cortisona para tratar la colitis ulcerosa (una enfermedad sistémica en la que el intestino es… el órgano atacado).

Si se ve la enfermedad como un esfuerzo reactivo del organismo, sería lógico interpretar el síntoma como una manifestación de este esfuerzo reactivo, o sea, como un fenómeno positivo y beneficioso que indica el camino hacia la salud. En la medicina alternativa es bastante raro encontrar esta interpretación de los síntomas. Los síntomas de las enfermedades bacterianas expresan el esfuerzo hecho por los tejidos y los humores para adaptarse a las nuevas condiciones, para resistirlas y para retornar al estado normal.

Etiquetas: , ,
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.