25 abril 2009

EPISTAXIS

En la hemorragia nasal se tiene al paciente sentado con la cabeza derecha y ligeramente inclinada hacia adelante, se desabrocha la ropa del cuello y del busto, se aplican compresas de agua fría sobre la frente, sobre las sienes y sobre la nuca, y una bolsa de hielo sobre la cabeza. Se mantienen los brazos en alto y se comprime con los dedos la fosa por donde salga la sangre, contra el hueso nasal.
Se puede disminuir la congestión nasal, motivo frecuente de la epistaxis, provocando el aflujo de sangre en el tórax y para ello se realizan profundas inspiraciones; todavía se obtendrá mejor resultado, cerrando con el dedo la nariz por la cual no salga sangre y respirando únicamente por la que se halla en estado hemorrágico.

Etiquetas: , , , , , , ,
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.