2 septiembre 2013

Contra el ictus, ejercicio

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 14:23

Contra el ictus, ejercicio

Según un reciente estudio realizado entre 13.600 personas, los mayores de 40 años con mejor forma física tienen menos riesgos de sufrir un accidente cerebrovascular. En concreto, su probabilidad se reduce en un 50% respecto a quienes son sedentarios. Y lo bueno es que esta reducción de riesgo se mantenía incluso aunque existieran otros factores de riesgo, como fumar o tener el colesterol elevado.
Además, la buena forma física contribuye a controlar otros factores de riesgo que también pueden ser desencadenantes de un infarto cerebral, como la ateroesclerosis. Subir escaleras, cargar con la compra fácilmente o doblarse y agacharse sin dificultad son algunos de los indicadores para saber si tienes una buena forma física.

Etiquetas:

19 marzo 2013

Fobias a la enfermedad o hipocondría

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 14:56

Estos síntomas pueden aparecer a cualquier edad, desde la primera infancia. En los hombres, la mayor incidencia tiene lugar alrededor de los 40 y en las mujeres de los 50 años y se asocia con estados depresivos.
La alteración predominante es una interpretación errónea de signos y sensaciones tísicas que son tomados como anormales, lo cual lleva al temor o a la creencia de padecer una enfermedad grave. A través de los estudios físicos no se encuentran pruebas de ningún trastorno que explique los síntomas o las interpretaciones que se hacen de ellos.
El miedo de padecer una enfermedad persiste a pesar de la seguridad de las pruebas médicas y puede causar incapacitación social o laboral.
Las características de los hipocondríacos son la obstinación, la desconfianza, la avaricia y la escrupulosidad.

Etiquetas:

15 marzo 2013

Dopamina: La fuente del placer

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 14:49

Esta sustancia es el principal neurotransmisor que (en equilibrio con la acetilcolina) da cabida al movimiento físico general.
Otra característica importante de este neurotransmisor es su capacidad para proporcionar las sensaciones de placer y satisfacción. Ante el consumo de ciertas drogas, como por ejemplo, la cocaína o las anfetaminas, los niveles de dopamina aumentan. Estas drogas provocan una adicción que puede concluir en la aparición de trastornos muy graves: pérdida de los límites, delirios persecutorios, estados de psicosis, infartos cerebrales, trastornos cardíacos, entre otros. Ciertas investigaciones han demostrado que, en comparación con la población no dependiente, los drogadictos tienen menos receptores de dopamina y por ello, al consumir drogas, incrementan el nivel faltante de esta sustancia en el cerebro.

• Qué pasa si hay en exceso: Si la dopamina se presenta por demás, la persona puede padecer desórdenes en los movimientos musculares.
• Qué sucede cuando falta: suele presentarse un síndrome semejante al Mal de Parkinson.
• Su relación con la obesidad: Como la dopamina aumenta la sensación de gratificación, estudios afirman que también está asociada a ciertos problemas de obesidad; en estos casos, la comida funciona a modo de una droga estimulante de los circuitos del placer del neurotransmisor. No obstante, existe una salida positiva para los obesos con esta deficiencia.

Etiquetas:

13 marzo 2013

Acetilcolina: Regeneradora del organismo

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 15:06

PARA QUÉ SIRVE: El neurotransmisor denominado acetilcolina está vinculado con los ritmos del sueño, los ciclos de la fertilidad, el metabolismo y la serenidad. Constituye una sustancia reparadora, recuperadora y que regula la actividad de las visceras.

QUÉ PASA CUANDO HAY EN EXCESO: puede entorpecer el funcionamiento del tubo digestivo y generar cólicos, dispepsia, diarrea o dolor abdominal.

QUÉ PASA CUANDO FALTA: la acetilcolina tiene, básicamente, la función de modular (en equilibrio con la dopamina) la fuerza muscular; es decir, interviene en la realización de cualquier movimiento, como dar un golpe, saltar, levantar una carga. Por eso, cuando los niveles de este neurotransmisor se alejan de lo normal, la persona -aun sin haber realizado ningún esfuerzo- se encuentra con una sensación de “astenia” (sensación de fatiga no justificada por un esfuerzo exagerado) sintiendo una gran disminución en su capacidad para realizar cualquier actividad por el cansancio que experimenta. Por ejemplo, la depresión (causada por un desorden en un neurotransmisor), también afecta la acetilcolina, lo que provoca la sensación general de lasitud y extenuación habitual de quien la padece.

SU RELACIÓN CON LA MEMORIA. Es importante destacar la actividad de la acetilcolina en los procesos de memoria y aprendizaje, tales como la adquisición de nuevos conocimientos. Su disminución se manifiesta claramente en las personas de edad avanzada, cuyo deterioro intelectual -que suele ser global y progresivo- se debe muchas veces a un desorden en el metabolismo de este neurotransmisor. ¿Con qué elementos contamos para evitar este deterioro? Como decíamos al comienzo, las neuronas se comunican entre sí para mantenerse en actividad, y ésta se puede favorecer enormemente con la estimulación intelectual, artística, artesanal o lúdica. El refrán: “La función hace al órgano”, se cumple aquí al pie de la letra. Es realmente sorprendente lo que se consigue cuando cuidamos la actividad de la acetilcolina, que es la “vedette” de nuestro caudal intelectual y cognitivo.

Etiquetas:

11 marzo 2013

Adrenalina y noradrenalina: Las que nos llenan de vida

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 15:00

Para qué sirven: Estos neurotransmisores actúan en vinculación con el antetior. Dentro del cerebro se produce originalmente noradrenalina y cuando ésta desciende desde allí a la glándula suprarrenal (un pequeño órgano situado encima del riñon) sufre una transformación química convirtiéndose en adrenalina.
El neurotransmisor de la adrenalina participa en todas aquellas acciones del ser humano que signifiquen actividad, creatividad, aporte de energía, etcétera. Su presencia implica vitalidad, vigilia, dinamismo y entusiasmo y, cuando el organismo lo requiere, el nivel de adrenalina en el organismo asciende.

Si por alguna causa este neurotransmisor sube por demás, pueden surgir ttastomos de nerviosismo que deriven en dolencias como la taquicardia, hipertensión arterial, crisis nerviosas y perturbaciones vinculadas con la ansiedad muy elevada, junto con el malestar que ésta conlleva.
En aquellos casos en que los niveles de adrenalina superan lo normal, la persona llega a una situación denominada estrés y el organismo se encuentra sometido a un esfuerzo mayor que el habitual. Contra lo que se cree comúnmente, una cuota de estrés es necesaria y conveniente para realizar ciertas actividades para las que necesitamos una adaptación acorde a las exigencias cotidianas, ya sea dar un examen, alcanzar un tren o por ejemplo, tener la suficiente resistencia para competir en una cañera de 100 metros llanos.

Sin embargo, cuando continúa o se repite muchas veces, el estrés se torna crónico; y si se mantiene indefinidamente a lo largo del tiempo se llega a la situación de “distrés”, que da lugar a somatizaciones o compromete la salud física de quien lo padece, generándole, úlcera, asma bronquial, desórdenes digestivos como “colon irritable”, infarto de miocardio, alcoholismo, predisposición a las drogas ilegales y depresión, con la gran discapacidad que ésta acarrea.

Resulta muy importante impedir la suba indiscriminada de adrenalina, evitando someterse durante largos períodos a estados de extrema tensión. Para controlar su aumento a niveles peligrosos, la mejor actitud es la relajación, la psicoterapia, la meditación o cualquier forma de relax que nos permita alejar el estrés. A diferencia de lo que ocurre con la serotonina -que depende de la cantidad de tripto-fano acumulado- no es posible reponer la pérdida de adrenalina o noradrenalina externamente, ya que ambos neurotransmisores sólo pueden ser generados por nuestro organismo de manera total.

Etiquetas:

9 marzo 2013

Para oue sirven los neurotransmisores

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 14:56

Son esenciales para la estabilidad emocional.
Sus desórdenes llevan a patologías de distinta naturaleza: cuadros de tipo psiquiátrico o psicopatológico como la depresión, la esquizofrenia o la epilepsia.
Aparecen seriamente alterados en las demencias o las enfermedades congénitas neurológicas.
Funcionan interrelacionados entre sí y, en las enfermedades que los involucran, uno o más de ellos se ven afectados.
Su regulación es delicada y, en general, automática y/o reactiva. Sólo algunos dependen del consumo insuficiente o nulo de otras sustancias (como la vitamina B6 y el triptofano).
Los circunstancias externas pueden modificarlos. La adrenalina, por ejemplo, aumenta a causa de las situaciones de tensión.

Etiquetas:

7 marzo 2013

Gaba: El ansiolítico que fabrica el propio cuerpo

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 14:56

Para qué sirve: El GABA (Acido Gama Aminobutírico) es el neurotransmisor que cumple la función de tranquilizante natural, produciendo la sensación de serenidad. Los fármacos ansiolíticos y sedantes, actúan sobre el GABA estimulándolo y aumentando su nivel en el organismo.
Qué ocurre cuando falta: se produce una exaltación (falta de calma), e incluso se puede llegar a la epilepsia. Recientes estudios han determinado que la leche contiene ciertas sustancias que favorecen la actividad del GABA, además de conocerse -desde tiempo inmemorial- sus beneficios para conciliar el sueño.

Aunque se regula de manera automática, su acción puede verse limitada a causa de la carencia de vitamina B 6, que se pierde en los casos de alimentación deficiente o anemia. Durante una situación de estrés también hay una utilización mayor de vitaminas por parte del organismo; por eso, bajo tal situación se recomienda el consumo de suplementos vitamínicos, con supervisión médica. Este aporte influye, en general, a mantener la normalidad de todos los neurotransmisores, brindando neuropro-tección. La mayoría de los complejos de vitaminas (sobre todo la vitamina E) impiden que aparezcan los radicales libres, sustancias altamente tóxicas que aniquilan las neuronas.

Etiquetas:

5 febrero 2013

Neurotransmisores los dueños de nuestro estado de animo

Filed under: Cerebro y homeopatia — admin @ 15:54

Aunque existe la idea generalizada de que nuestro estado de ánimo se modifica a partir de situaciones externas, hay una serie de sustancias cerebrales responsables de sus cambios y alteraciones: los neurotransmisores.
Estas sustancias tienen la función de posibilitar la comunicación entre las células del cerebro, llamadas neuronas. Cuando los neurotransmisores se afectan, la persona entra en una situación de crisis, ya que la deficiencia de estas sustancias interrumpe la comunicación normal entre las neuronas.

Para explicarlo de manera más simple: imaginemos que las neuronas son teléfonos, los cuales transmiten información mediante un cable que los interconecta. Estos cables serían los neurotransmisores que, cuando se alteran, generan distintas anomalías, fundamentalmente, desórdenes nerviosos, anímicos y enfennedades de tipo psiquiátrico o psicológico, como la depresión. Por ello, la psicofarmacología se ha ocupado en las últimas décadas de investigar el funcionamiento de estas sustancias que modifican nuestro estado anímico y pueden llegar a producir dolencias más severas.

Etiquetas:

20 mayo 2010

Nuevas Perspectivas de la Homeopatía

Filed under: Cancer y homeopatia,Cerebro y homeopatia — admin @ 17:20

El movimiento homeopático es uno de los fenómenos más fascinantes de la historia de la medicina. Desde el anuncio de la doctrina a principios del 1800 por su fundador, Samuel Hahnemann, siempre ha habido un grupo de médicos que, aunque familiarizados con la perspectiva médica clásica y con los métodos de curación admitidos oficialmente, han preferido, sin embargo, la alternativa homeopática.

Etiquetas: , , ,

16 diciembre 2009

Trigeminal Neuralgia

Filed under: Cerebro y homeopatia,Neuralgia — admin @ 17:31

Se llama así el dolor localizado en el trayecto de un nervio acompañado de diversos trastornos. Las neuralgias más frecuentes son las de la cara, muslo y pierna (ciática); las del final del espinazo (lumbago), y las del costado (nervios intercostales). Causas. Además de las intoxicaciones el estomago, el frío, la humedad, el reumatismo, la compresión y el estiramiento de los nervios, la pobreza del organismo en vitamina B.

Etiquetas: , , ,
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.