3 junio 2012

Errores de la medicina alopática

Filed under: Alopatia — admin @ 17:22

Uno de los grandes errores de la medicina alopática es considerar que las enfermedades no tienen relación de continuidad. Los homeópatas dan gran importancia a la historia biopatográfica, que es la cadena de procesos que el niño tuvo desde que nació, si fueron respetados, si fueron suprimidos o mal tratados, etcétera. A veces, la actitud del alópata, suprimiendo las enfermedades como si fueran expresiones locales cada especialista viendo al cuerpo por el agujerito de su especialidad: el oculista los ojos, el dermatólogo la piel, etcétera, les hace olvidar que el organismo es un todo.

Etiquetas:

12 octubre 2011

Industria alopatica clásica

Filed under: Alopatia — admin @ 15:01

La industria alopatica clásica elabora medicamentos basados en un principio activo. Según la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), estos principios activos proceden en un 50% de la síntesis química, un 25% de la síntesis química a partir de un modelo vegetal y sólo un 25% de la extracción directa de plañías medicinales, cusa que ocurre cuando las moléculas son demasiado complejas para sei sintetizadas industrialmente. El desarrollo de una droga o fármaco puede tardar entre H y 18 años, y el coste de estos programas oscila de 15 a 50 millones de ptas. por droga. Por este motivo, en los últimos años los laboratorios farmacéuticos han mostrado un gran interés por los ingredientes de las medicinas tradicionales, omitiendo la (ase inventiva para pasar directamente a la experimental.

De lodas formas, la investigación de las plañías no deja de ser un complemento de la química de síntesis, ya que el porcentaje de éxitos es muy bajo: de 10.000 substancias probadas, sólo una permite lanzar al mercado un fármaco nuevo y útil. De todas formas, el porcentaje actual de utilización es bastante elevado, confirmando la importancia que tienen las plantas medicínales en los medicamentos convencionales. Actualmente, por las farmacias circulan, confeccionadas en forma de pildoras, jarabes y botellines, poco más o menos de 120 principios activos de origen vegetal obtenidos de tinas 9.5 especies de plantas, cuyas tres cuartas panes se cultivan en zonas templadas.

Etiquetas: ,

6 septiembre 2011

Cuidados sobre medicamentos alopaticos

Filed under: Alopatia,homeopatia remedios — admin @ 16:51

Medicamentos alopaticos: se utilizan sustancias como el dimenhidrinato, la escopolamina y la meclozina, cuyos nombres comerciales más conocidos son la Biodramina, el Dramine Chicle y el Cinfamar. Estas sustancias químicas tienen efectos secundarios y contraindicaciones, y también pueden ocasionar interferencias con otras medicaciones. Por más información visite Plantas medicinales.

Etiquetas: ,

16 marzo 2011

Roger Williams

Filed under: Alopatia,Roger Williams — admin @ 16:36

La alopatía toma como patrón al individuo normal o medio, pero el individuo normal no existe. El bioquímico Roger Williams ha escrito: Cada individuo tiene una modalidad metabólica característica, como lo denota, por ejemplo, la composición distintiva de su saliva, orina y sangre Esas modalidades se reflejan muy imperfectamente en cualquier serie de mediciones que podamos efectuar; están mucho más profundamente arraigadas que lo que las manifestaciones exteriores observadas podrían indicar las diferencias entre las modalidades de dos individuos normales pueden ser grandes y superar en mucho las normas teóricas.

Y la probable conexión entre las variaciones que presentan las respuestas a los medicamentos y la individualidad bioquímica no se ha reconocido en general. En la respuesta a los medicamentos influye toda una serie de factores: 1) variabilidad según la especie y la razas, 2) edad del sujeto y presencia de la enfermedad, 3) factores ambientales como clima, altitud, estación del año, temperatura, hora del día, 4) estado nutricional del sujeto, 5) sus antecedentes, formación y experiencia, y finalmente, 6) su constitución o temperamento…

Etiquetas: , ,

8 marzo 2011

Texto alopatico de sistemas celulares y policelulares

Filed under: Alopatia — admin @ 15:50

En un reciente texto alopático sobre elaboración de nuevos medicamentos el autor dice que el efecto de un medicamento en el organismo puede dividirse en: su acción química o molecular y luego, la reacción en cadena a través de los demás niveles de organización del organismo (sistemas moleculares, sistemas polimoleculares, sistemas celulares, sistemas policelulares o tisulares, sistemas politisulares u orgánicos, etc). Con respecto al efecto químico o molecular de la medicina, este autor observa:

La relación entre constitución y actividad quimiobiodinámica de las moléculas en lo referente al primer nivel de acción quimiobiodinámica está sólo empezando a comprenderse…
Dice Rinkel, el autor de un texto publicado en 1963: Creo que es justo decir que no conocemos todavía los detalles específicos de cómo las moléculas de cualquier medicamento afectan a las moléculas de cualquier célula, pero probablemente se haya avanzado algo desde aquella época.

Etiquetas: , ,

7 marzo 2011

Fisiologia del organismo

Filed under: Alopatia — admin @ 15:45

En las explicaciones alopáticas causales suele confundirse la atribución de las causas con la descripción de los mecanismos. Lo que se presenta como determinación exacta de una causa resulta ser sólo la descripción de un mecanismo intermedio resultante de una causa aún oculta y desconocida. Los ejemplos precitados que explican la acción de la colquicina, digitalis, nitritos y sales de oro presentan sin excepción este defecto y cabe preguntarse si todas esas explicaciones no serán igualmente defectuosas.

Como han señalado Goodman y Gilman, cuanto más se estudia una supuesta acción, más probable es que se convierta en efecto y que la verdadera acción se situe fuera del alcance de nuestros medios de investigación actuales. Aun como descripciones de mecanismos las formulaciones alopáticas son insatisfactorias e inconcluyentes y suelen depender en última instancia de alusiones vagas referentes al sistema nervioso central para suministrar los eslabones que faltan en la cadena de la causalidad. Lo cierto es que, si se considera la increíble complejidad de la fisiologia del organismo, todas esas posibles explicaciones sobre causa y efecto parecen sumamente simplistas.

Etiquetas: , ,

6 marzo 2011

La teoría alopatica

Filed under: Alopatia — admin @ 15:40

Si empleamos el lenguaje del método científico, podemos decir que los principios homeopáticos, junto con las reglas detalladas de su aplicación, constituyen una hipótesis unificada. Cuando el médico homeópata trata a un paciente de acuerdo con estos principios y reglas, está comprobando la validez de la hipótesis de la curación por medio de los semejantes. Los éxitos conseguidos con este tipo de tratamiento sirven de confirmación provisional de la verdad de la hipótesis homeopática. Naturalmente, en ciencia nunca se comprueba definitivamente que una hipótesis es correcta, puesto que siempre pueden surgir datos que la contradicen o refutan. Pero hasta la fecha no han aparecido indicaciones contradictorias, y la verdad provisional de la hipótesis homeopática es aceptada por todos los que han tenido alguna experiencia con ella.

No es posible comprobar de la misma manera la corrección de los principios o de las reglas de aplicación alopáticos porque no existen ni principios ni reglas. Nunca se ha formulado en forma explícita una teoría alopatica, aunque es posible encontrar partes y fragmentos implícitos en los supuestos de la alopatía y en los procedimientos alopáticos básicos (El autor está actualmente trabajando en un estudio crítico de la teoría alopática). De modo que la visión alopática de las ciencias médicas como conjunto de relaciones de causa y efecto no sólo es anticuada desde el punto de vista puramente formal, sino que nunca ha sido debidamente elaborada de modo que constituya una teoría operativa que rija la práctica de la medicina. Pensadores homeópatas y alópatas han lanzado contra ella muchas críticas incisivas.

Etiquetas: , ,

4 marzo 2011

Criterio reduccionista por medicos alopatas

Filed under: Alopatia — admin @ 15:31

Los homeópatas son conscientes, por lo tanto, de que la fiabilidad de la información obtenida en la experimentación es una gran ventaja práctica. Estas informaciones se ha venido utilizando desde hace unos 190 años sin necesidad de revisiones importantes. Las teorías alopáticas, en cambio, cambian de un decenio al siguiente y de un año a otro. La homeopatía considera, pues, que su propio enfoque es eminentemente práctico, ya que la información derivada de la experimentación es precisa, concreta y fidedigna.

La homeopatía prefiere también su propio enfoque por razones teóricas más generales. Considera, por ejemplo, que es anticuada la interpretación alopática de las ciencias médicas como un conjunto de relaciones causales. Este criterio reduccionista se aceptó en todas las ciencias hasta principios del siglo diecinueve, y a partir de entonces ha sido descartado por todos, excepto por los medicos alopatas.

Etiquetas: , ,

25 febrero 2011

Practicas cientificas en la alopatia

Filed under: Alopatia — admin @ 15:22

Resulta paradójico que la alopatía que se ve a sí misma en busca de las leyes definitivas de la enfermedad y la salud, o sea, del conocimiento por el cual la práctica de la medicina ha de convertirse en practicas cientificas y por lo tanto rigurosa rechace la aseveración de la homeopatía de que ésta posee ese conocimiento. La razón de este rechazo está en que una disciplina médica rigurosamente estructurada resulta onerosa para quien la practica, pues le impone limitaciones a su libertad de acción (de aquí que el supuesto objetivo de la investigación alopática establecer una estructura firme y constante de relaciones de causa y efecto para servir de guía infalible al médico nunca podrá alcanzarse, sino que, como el espejismo que representa, siempre se desplazará hacia el futuro).

Etiquetas: , ,

24 febrero 2011

Alopatia y homeopatia

Filed under: Alopatia — admin @ 15:15

La alopatia, en cambio, no posee un conjunto de ideas precisamente definidas y delimitadas, sino que acepta conceptos, principios y procedimientos de diversas fuentes, con el resultado de que varios componentes de la doctrina alopática son a veces incongruentes e incluso incompatibles entre sí (así, por ejemplo, en alopatía un síntoma se considera beneficioso o perjudicial según la ocasión, sin que se dé justificación o explicación ninguna por esta distinción arbitraria). Como ya se observó al principio, en alopatía aún no se han descubierto las leyes básicas de la salud y la enfermedad. No hay ninguna disciplina que declare disponer de más variedad de aparatos para la investigación que la medicina alopática, y sin embargo no hay ninguna que esté por debajo de ella en cuanto a organización de sus conocimientos en principios coherentes.

Por su precisión y rigor, la homeopatía es más difícil de practicar que la alopatía, que es más prolífica. El médico homeópata no tiene mucha libertad de acción cuando selecciona la prescripción para el paciente; en todo momento debe guiarse por los síntomas, y si escoge un remedio que no corresponde, es probable que éste no surta efecto. Estas dificultades de la práctica, que a menudo han sido motivo de queja de los mismos homeópatas, y que incluso contribuyeron a que se produjera una escisión dentro de la profesión homeopática a fines del siglo diecinueve, han restado atractivo a este sistema terapéutico, pues el médico ordinario considera que le ha de coartar su libertad e iniciativa. De modo que, aunque la homeopatia es una minoría bien arraigada en la mayoría de los países y tiene gran número de leales pacientes entre sus partidarios, probablemente nunca llegará a ser en ninguna parte una mayoría dentro de la profesión médica.

Etiquetas: , ,
Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.