7 noviembre 2008

Absceso

Filed under: Enfermedades de la piel — admin @ 11:18

Es la acumulación de pus en una parte del cuerpo. El organismo se defiende de los microbios aislándolos de las partes sanas mediante la formación de una bolsa de pus. Los abscesos pueden ser superficiales como un furúnculo y profundos como en la apenaicitis. Los superficiales conviene madurarlos para que sea expulsada la materia morbosa, pero los profundos al abrirse pueden determinar complicaciones como la apendicitis, que puede causar peritonitis. Por esto no se maduran sino que se procura que el organismo los reabsorba poco a poco y la materia morbosa sea expulsada por los órganos eliminadores.
Tratamiento. Hay que ayudar a la naturaleza para que el pus se abra paso a través de la piel: compresas muy calientes v.g. de manzanilla; baño de vapor local; bebidas de cola de caballo; cataplasmas de barro. Una vez vaciado, se emplean cataplasmas calientes de linaza, cada dos horas, durante unas ocho horas, hasta que la herida esté completamente libre de pus.

Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Dejar un comentario

Este contenido tiene un carácter informativo, no debe considerarse como consejos ni opiniones médicas, consulte siempre con su médico.